martes, febrero 28, 2006

LIBRE LIBRE

Libre, libre
no me siento libre libre.

En la calle me siento un extraño
pues tengo mi amor en la trena.
Diez años cumpliendo condena
por un delito que no cometió.
Porque fui yo.
Pero era amor, lo juro, amor.
Y yo era el menor, yo era el menor.

Y se me parte el pecho de pena
comunicando en el locutorio.
Pues no hay delito ni trato peor
que el del violador.
Y ese fui yo.
Pero era amor, lo juro, amor.
Y yo era el menor, yo era el menor.

Libre, libre
no me siento libre libre.


Pepe Sales

lunes, febrero 27, 2006

Mis manos
no son nada
mis brazos
no son nada
mis piernas
no cesan movimiento
mi cabeza
casi roza mi costado.

Tengo prisa por dormir
le doy bulla a mis pesadillas

quiero dormir
soñar
parar el insomnio
ahogar el ruido
pero detesto el
maldito silencio.

Silencio que solo rompe la tele
con su zumbido "mute"

Quiero estropearte
hacerte daño
convertirte en un hada madrina mutilada
quiero que me reces a mi
quiero que desaparezcas
un ladron de poesias
quiero que le des mas importancia a tus lagrimas de la que deberias
quiero que segues el mantillo de tus caderas.

Quiero ahogarte
quiero besar tus labios muertos
quiero desnudar de piel tus amenazas
quiero descubrir.

Y esta vez sí,
quiero que te violen.

Esto se ha acabado

Ya se que viene siendo demasiado complicado
descongelar
esta empanada
que me he venido haciendo
por, ya casi, trés meses…

Pero tambien tienes que considerar
que me viene dando igual

Que no es por ti
que es por mí.
Que no me sale de los cojones
aguantar tu impertinencia
o lo poco borracha o,
linda
que seas.

Que ni siquiera es
por estos veinte años
que llevo llorando
para acabar en una esquina
del bar mas barato

Pidiendo,
cualquier cosa
con lo que sea.

jueves, febrero 23, 2006

Electric Park

De nuevo nos volvemos a encontrar
debajo de la antigua torre de electricidad
después de recorrer un sendero
de pajas rotas
y espigas desgranadas
a través de estos campos de cebada
ya fermentados bajo el dolor de tus pies descalzos.

Y una vez aquí,
deberíamos reconocernos
y volver a reirnos
recordando nuestro amor extremo por los perros,
pero la noria eléctrica de la próxima tormenta
ya gira sobre nuestras cabezas
y amenaza con alcanzarnos
con sus brazos de alambre caliente.

martes, febrero 21, 2006

Amelie

No voy a encontrar
la frase del momento
para decirte
que he dejado de pensar
que es mejor para mi quererte.

Que tu me vas a cuidar más
a salvarme de las drogas
y a arrancar de la bruja
la berruga en la nariz.

No es demasiado tarde
y no voy a encotrar...
la mejor frase del momento
para decirte, que
merjor,
me voy a quedar solo.

jueves, febrero 16, 2006

Las fotos, que no se colgaron.





















Aye no se colgaron las fotos, no se que pasó.

Ahí las teneis.

Ciao.

miércoles, febrero 15, 2006

Vuelve el Mapuche, también Matt El Viajero.

Acabo de volver de estar una semana en el paraíso!!

De hecho, me ha costado un par de días recuperarme. El lugar se llamaba Puerto Raúl Marín Balmaceda y se encontraba en el fiordo del Río Palena, también llamado Pitipalena por la gente de allí.

Ha sido increíble, y encima me han pagado por ello puesto que no olvidemos que estaba trabajando, bueno no me han pagado en metálico, pero todo el viaje y la estancia durante 8 días nos ha salido gratis, solo he pagado el vino que nos jincabamos cada noche.

Bueno para empezar, Raúl Marín está tan solo a 270km de aquí, solo que ocurre que claro, 160 son de ripio y los últimos 10km creo más o menos había que hacerlos en un bote, "panga", que le dicen aquí porque no hay carretera. Precisamente de eso iba parte del proyecto con el que íbamos, evaluar el impacto que hará en la sociedad y ecosistema de allí la carretera y el puente que está previsto construir en breve (como en Cádiz, jejeje)

El pueblo, 4 casas, 200 personas, vive completamente aislado, solo tiene 4 horas de luz eléctrica al día y solo tiene contacto mediante una barcaza que va una vez por semana. Pero es una auténtica maravilla, metido dentro de una jungla, y rodeado de agua por todas partes, evidentemente para cualquier desplazamiento a las zonas de muestreo íbamos en zodiac o en una panga de un habitante del pueblo, un antiguo hippie que se llamaba Jaime.

Era como estar todo el tiempo en Apocalipsis Now buscando al comandante Kurtz, puesto que todo eran canalillos rodeados de impenetrable bosque selvático. Pero de repente en el agua, pues aparecían... ¡¡¡DELFINES!!! ¡¡¡PINGÜINOS!!! ¡¡¡LOBOS DE MAR!!!! Increíble.

En esa espesa jungla Jaime nos presentó a un "coleguilla". Un holandés que vivía como Jeremiah Johnsson en aquellos bosques y montañas y que nos contó sus experiencias con los pumas, porque también hay pumas, aunque no los vimos. El tipo como era de suponer viviendo allí en plan ermitaño, estaba volao. Vivía en una tienda de campaña metida dentro de otra y se había hecho un complicado sistema de poleas y cuerdas para subir y bajar cosas de la montaña a la playita donde vivía. Total, un personaje.

Y en frente del pueblecito, cruzando el fiordo, había una playa virgen de alucinar en colores, donde crecían ¡¡FRESAS!! Además con esas playas y con el calor que hizo, era increíble pensar que estábamos en la Patagonia en el paralelo 45 a escasos mil y pico de kilómetros de la Antartida.

Y por último, lo más espectacular de todo, en frente de aquella playa que decía, había un grupito de islas, llamadas Hermanas que eran un auténtico parque de atracciones. No había un segundo de respiro, estaba plagada de delfines, lobos de mar, pingüinos, cormoranes de las 4 especies que existen aquí, pelícanos, incluso Jotes, una especie de Cóndor pero un poco, solo un poco más pequeño, que vivía allí de la carroña, el hijoputa...

Pues como decía fueron 8 días de ensueño allí, y encima grabándolo todo con la cámara en plan National Geografic para hacer luego un reportaje sobre el sitio.

Pero ahí no acababa todo, en el viaje de vuelta, ya por la carretera de ripio, nos detuvimos en un parque nacional que había de camino, El Queulat. Y allí la guinda, como íbamos bien de tiempo decidimos hacer andando uno de los senderos, el que se llamaba Bosque Encantado. Espectacular, el bosque parecía sacado de las películas de Tim Burton, todo lleno de musgo y con árboles que parecían tener vida. Y tras media hora caminando, el bosque se abrió en dos metros y ante nuestros ojos, un ventisquero a tiro de piedra, de flipar. Pero luego vimos que el camino continuaba, parece que hubo un derrumbe y se había llevado parte del camino, pero este continuaba. Así que seguimos, de nuevo bosque y otra vez en un par de metros se abrió y... el cauce de un río pedregoso en un valle, que venía del ventisquero, con el agua bajando salvajemente entre las piedras. Espectacular, se veían perfectamente los hielos del ventisquero, pero vimos que a través del cauce, entre las piedras había una señalización de que el camino seguía, y seguimos. Subimos entre las piedras siguiendo el cauce hacia su nacimiento y lo inesperado, de pronto, el camino tras una subida, terminaba en una laguna helada con enormes carámbanos de hielo a los pies mismos del ventisquero, el circo del ventisquero sobre nuestras cabezas. Grandioso.

Bueno, pues ahí están las fotos, una lástima que solo sea una breve muestra de las maravillas que vimos.

P.D. Me gustó mucho el poema M.Punk, gracias tío.

Ciao amigos

martes, febrero 14, 2006

LOS NOMBRES POR SU COSA

Serán lágrimas inversas
que se guardan en cajas
las que rompen silencios
en las noches ruidosas de las almas.

O será el deseo inmoral
que por alimentar el placer
nos llevará como zombis a la calle
para follarnos a las putas de la noche.

Para cuándo el perdón
del mejor deseo lascivo
de querer comerme sin pan y con vino
a la mujer del jefe,amigo o vecino.

Somos vigilados por el ojo
y queremos ser perfectos
de cara al escaparate de lo nuestro.

Pero entre cortinas
deseamos perdonarnos por el gusto
de clavarle a la carne ese cuchillo,
de dejarnos la cara amoratada
por los besos de lo prohibido,
y bebernos la última gota de sangre
que encontremos en recuerdos ya vividos.

O por llorar la pérdida de lo que nunca tuvimos.
O por fumarnos en un cigarrillo liado
cualquier sustancia encontrada en un bolsillo
que nos haga olvidar que estamos vivos
y que en cualquier momento
sonará una voz como en un cuento
que nos susurre al oído:
"estás nominado, amigo".

Por qué buscar trabajo a la pereza
si nace de nuestro instinto más salvaje.

Por qué mirar de reojo y con envidia
a la inocencia cuando cumple los cuarenta.

Para qué rellenar de cremas y ungüentos
las arrugas de las tetas
si ya dieron de mamar en su momento.

Qué más da la 40 que la 30
si la cuestión es meterse en un vaquero
y que el culo provoque lo que yo quiero.

Para cuándo saludarnos por la vida
con las manos en los bolsillos
con un simple "qué hay de nuevo,amigo"
sin arrastrar a la maldita hipocresía.

miércoles, febrero 01, 2006

Me suena suena tu cara

Oh, Bebela, apenas te conozco
y ya me tienes partido
por la cabeza y por las piernas
y por otros cuadrantes del mapa
que hasta yo desconocía